I Torneo de ajedrez. Valoración final.

1819TorneoAjedrezLa realización de esta actividad en el centro ha sido muy interesante desde un punto de vista educativo ya que es de sobra conocido el impacto positivo del ajedrez en el ámbito académico en cuanto al incremento de la capacidad de concentración del alumnado, el fomento del aprendizaje racional, la estimulación de la creatividad, el incremento de la capacidad de comprensión y resolución de problemas matemáticos ... A lo largo de los años se han realizado numerosos estudios en distintos países que certifican que, sin duda, el ajedrez reporta múltiples beneficios al rendimiento académico de los alumnos, razones que lo convierten en una herramienta muy útil a incluir en la dinámica de los colegios e institutos. En 2012, el Parlamento Europeo recomendó la inclusión del ajedrez en los programas escolares de los países miembros, reconociendo, como en su día ya hicieran la UNESCO o el propio Senado español, el valor pedagógico de este juego milenario. El ajedrez constituye un juego vehicular perfecto para desarrollar competencias educativas, tanto básicas, como las matemáticas y la comprensión lectora, como transversales, tales como estrategia, lógica, disciplina, memoria, concentración, pensamiento discursivo, etc. Como decía Jose Raúl Capablanca, el célebre campeón cubano de ajedrez, apodado “Mozart del ajedrez”, "El ajedrez es algo más que un juego; es una diversión intelectual que tiene algo de arte y mucho de ciencia. Es además, un medio de acercamiento social e intelectual".

El “I Torneo de Ajedrez Escolar IES Galileo Galilei”, competición ajedrecística organizada por primera vez en nuestro centro educativo, ha contado con la participación de 42 alumnos (40 chicos y 2 chicas) repartidos entre los distintos niveles de ESO y Bachillerato, que han podido disfrutar de este apasionante juego durante los recreos de los meses de marzo y abril (martes y jueves).

Del total de participantes, 12 fueron eliminados tras la fase preliminar. A partir de entonces se disputó una primera fase con los restantes 30 participantes siguiendo el sistema suizo a 5 rondas, según el cual los jugadores se iban emparejando según sus resultados en las respectivas jornadas, de manera que siempre jugaban con rivales que habían obtenido una puntuación similar.

Este sistema de emparejamientos aumentaba el interés y la emoción a lo largo de la competición. Tras concluir esta primera fase -hubo varios abandonos o eliminaciones por incomparecencias-, con 21 jugadores completando su participación, se pasó a la segunda fase, disputándose las semifinales entre los 4 primeros clasificados y posteriormente la final y el 3º y 4º puesto.

Finalmente, se entregaron los premios y certificados de participación el viernes 12 de abril, el último día de clase antes de las vacaciones de Semana Santa, poniendo el punto y final a este primer torneo escolar de ajedrez en nuestro centro. La satisfacción de los participantes se reflejaba en sus rostros tras haber podido desarrollar una actividad lúdica con asiduidad durante los últimos dos meses.

Por último, como organizador del torneo, me gustaría agradecer la colaboración de las personas del centro que han ayudado desinteresadamente a llevarlo a cabo :

• D. Francisco Javier Vinjoy Valea, Jefe del Departamento de Orientación del centro que ha sido mi apoyo principal durante el desarrollo del torneo.

• El personal de la Dirección del centro y Jefatura de Estudios, quienes en todo momento apoyaron la iniciativa y facilitaron los medios para realizar el torneo.

• El personal de la Secretaría del centro, que ha colaborado en el montaje del tablón de anuncios y expedición de certificados.

• D. Pablo Antonio Fernández Martínez, responsable de NN.TT. del centro, que ha difundido la información del torneo en la web del centro.

• Todos los participantes en el torneo por su implicación y buena predisposición para llevar adelante esta iniciativa.

Para concluir, me gustaría añadir que la satisfacción mostrada por los jugadores durante el torneo y el disfrute reflejado en sus rostros durante el desarrollo de las partidas compensan con creces el esfuerzo realizado y el tiempo empleado por mi parte. La valoración final de esta iniciativa, que conjuga el aspecto lúdico y el educativo, es muy satisfactoria, y ello nos anima a continuar organizándolo en futuras ediciones.

Salud, amigos, ... y el próximo curso volveremos a mover pieza porque, como decía Siegbert Tarrasch, uno de los mejores ajedrecistas y uno de los líderes de ajedrez más influyentes a finales del siglo XIX y a inicios del siglo XX, “el ajedrez, como el amor, como la música, tiene el poder de hacer felices a los hombres”.

Julio César Fernández García, profesor de Inglés del IES Galileo Galilei.

ClasificacionFinal1819